Francisco de la Torre Díaz

Economista e inspector de Hacienda del Estado (SE)
Tribuna Francisco de la Torre

La denominada comida "basura" no engorda... engordas tú. Pero para cambiar los malos hábitos alimenticios quizás no sea una buena idea la dieta de freír esta comida a impuestos. Porque los impuestos a la comida "basura" no los paga la comida, los pagas tú. Y lo peor de todo es que resulta complicado que la vía fiscal conduzca a una dieta más sana.

Tribuna

Visitando una central nuclear me contaron que para entender el sector energético había que conocer el dilema del esquimal. Hace unos años en Siberia encontraron un esquimal muerto en un iglú. La autopsia determinó que había muerto por intoxicación al respirar el aire de una hoguera de carbón que había construido. El dilema al que se enfrentó era que o bien respiraba aire contaminado y moría intoxicado, o bien moría de frío. La humanidad ha ido sofisticando este dilema, pero de alguna forma, el dilema sigue existiendo. Ahora es una cuestión de coste.

Tribuna

Hay una creencia bastante extendida de que las grandes empresas, especialmente las muy grandes, pagan muy pocos impuestos sobre sus beneficios.

Tribuna

Trump quiere salir reelegido como presidente en las elecciones de noviembre de 2020. Y estas elecciones no las gana quién tiene más votos populares, sino quién obtiene más votos en el Colegio Electoral. Por esas razones, obviamente políticas, lo más probable es que en los próximos meses asistamos a más proteccionismo y a más presiones a la Reserva Federal para que rebaje los tipos de interés. Para China y, especialmente para Europa, no son buenas noticias, pero es lo que hay.

Tribuna

El G-7, como era de esperar, no ha resuelto los problemas e incertidumbres de la economía mundial. Sin embargo, sí ha traído dos novedades: por una parte, ha establecido un conato de negociación entre Estados Unidos y China, y también entre la superpotencia norteamericana e Irán. Pero también parece haber resucitado el proyecto español del impuesto digital. Eso sí, hay que tener claro que esto es un efecto colateral de las negociaciones entre Francia, país anfitrión del G-7 y los técnicos de la Administración Trump. Esto parece haber desbloqueado los problemas políticos internacionales de este polémico impuesto, aunque los económicos y técnicos que contábamos en elEconomista hace un mes, siguen igualmente presentes.

Tribuna

Hace cinco años, en julio de 2014, Jordi Pujol confesó que disponía de una fortuna sin declarar cuyo origen se remontaba a la herencia de su padre. Hace unos días, la policía estimaba el importe de esta fortuna oculta en el extranjero en unos 290 millones de euros. Por supuesto, el origen de este dinero, según los investigadores, no es la herencia de Florenci Pujol, ex presidente de la quebrada Banca Catalana, sino, presuntamente, las comisiones en la concesión de obras y servicios públicos, generados, en su mayor parte, durante los 23 años que Pujol presidió la Generalitat de Catalunya.

Tribuna

Todo viaje tiene un final. El de mi padre concluyó el pasado 26 de julio, y quisiera aprovechar estas líneas para agradecer las condolencias de los profesionales de El Economista, y de muchos lectores de estos artículos. Por una ironía del destino, este final prácticamente coincidió con el final de mi presencia en los órganos de dirección de Ciudadanos. Como hasta la fecha todos mis artículos han sido como dirigente político, creo que es de justicia subrayar que estas líneas sobre el final del viaje de la economía española son una opinión exclusivamente personal.

Hace unos días, en Osaka, la ministra de economía, Nadia Calviño, criticaba, otra vez, al Banco de España por considerar que los cambios legislativos habían supuesto un incremento en los tipos de interés de las hipotecas. En esencia, Calviño consideraba que la nueva ley de crédito inmobiliario llevaba poco tiempo vigente, y que el incremento de los tipos en los préstamos hipotecarios, que en el área Euro solo se había producido en España, se llevaba registrando desde hace casi un año. En opinión de Calviño, este incremento se debía a que se estaban firmando más proporción de hipotecas a tipo fijo, más caras en una situación de tipos muy bajos, que anteriormente.

Tribuna

Las empresas que más dinero ganan del mundo son, al mismo tiempo, las empresas que menos impuestos pagan, proporcionalmente, por sus beneficios. Este hecho, que como el lector habrá supuesto, se refiere a las grandes multinacionales tecnológicas, es un problema mundial. Y casi nunca un problema mundial se puede resolver a escala local, en Francia o en España. La supuesta solución a este problema es el famoso impuesto a las multinacionales tecnológicas. Es algo que, a primera vista, parecía una buena idea, pero que se enfrenta a gravísimos problemas.

Francisco de la Torre

Hace unos días, en Osaka, la ministra de economía, Nadia Calviño, criticaba, otra vez, al Banco de España por considerar que los cambios legislativos habían supuesto un incremento en los tipos de interés de las hipotecas.